Antonia cursa II Medio, pero desde 1° Básico es que inició en el Ballet, desde pequeña, le gustaba ver en la televisión a Angelina Ballerina, una ratoncita joven que se esfuerza estudiando con una famosa profesora para llegar a ser primera bailarina. A Antonia, le encantaba ver a esta ratoncita con su traje de ballet o tutú y repetía los pasos que veía en la pantalla. Dado el interés en esta disciplina, sus padres le ofrecieron practicar el ballet en la Escuela de Ballet del Teatro Municipal como actividad extraescolar y a ella le encantó la idea; en casa la motivaban comprándolo las películas de Barbie y el cascanueces y Barbie y el lago de los cisnes.

Su papá, principal fan de Antonia, nos cuenta que a veces se frustra cuando se equivoca en las presentaciones, pero eso está bien, porque significa que le interesa; eso quedó demostrado en su emoción cuando la promovieron a Nivel Avanzado, cuando le entregaron lo que toda bailarina de ballet busca, las zapatillas de punta.

La pandemia no trajo buenas noticias para nuestro #TalentoCHB, practicar de manera online no es lo mismo y es por eso que se alegró mucho cuando volvieron a la presencialidad. El ballet es un excelente ejercicio para entrenar la coordinación, el equilibrio y la flexibilidad en los niños y niñas que lo practican, así como también es un entrenamiento ideal para ayudarlos/as a ejercitar los diferentes grupos musculares de una forma divertida y fomentar la expresión corporal desde una edad temprana.